¡MÁS DE 900 CLASES DE SU DIVINA GRACIA, YUGA ACHARYA SRILA BHAKTIVEDANTA NARAYAN GOSWAMI THAKUR EN ESPAÑOL!

हारे कृष्ण हारे कृष्ण कृष्ण कृष्ण हारे हारे हारे रामा हारे रामा रामा रामा हारे हारे
Loading

CLASES Y ARTÍCULOS:


POR FAVOR cite siempre las fuentes y enlace la dirección completa en caso de copiar los contenidos.

¿No entiendes algún término utilizado en los artículos? Visita
www.glosariosanscrito.blogspot.com.

Breve pero dulce






11 de agosto de 2010 – Rusia


[En el primer día del Festival de Harikatha del 2010, en Moscú, Srila Narayana Gosvami Maharaja empezó a hablar del Srimad-Bhagavatam. Con la apertura del Festival, Srila Gurudeva comenzó por el Primer Canto, y llegó al Décimo Canto el último día del Festival con la colaboración de sus sannyasis. En esa fría mañana del 11 de abril a las 6, justo después de hacer su paseo diario, Srila Gurudeva entró en el templo de amplio domo y comenzó su última clase. De todos los temas del Décimo Canto que podía haber elegido, Gurudeva, con un estado de ánimo profundo, decidió discutir el pasatiempo de Krishna cuando acepta prasadam de las esposas de los brahmanes:]

Un día, Sri Krishna, Baladeva Prabhu y sus amigos, salieron a pastorear con las vacas. Sus madres habían mandado alimentos a Bandiravana, pero por error los chicos fueron a la línea que separa Mathura de Vrindavana. En esa zona sólo se encuentran árboles asoka, no hay otras plantas, y cerca habían brahmanes realizando un yajña (sacrificio).

Todos los pastorcillos dijeron a Krishna y a Baladeva Prabhu: "Hoy, estamos muy hambrientos. Por favor díganos cómo satisfacer nuestra hambre”. Krishna respondió: "Cerca de allí, hay brahmanes que realizan un yajña en el que van a ofrecer alimentos en caridad. Vayan y díganles que Krishna y Balarama han venido aquí por error, y que estan muy hambrientos. Ellos sin duda les darán algo de comida".

Los pastorcillos fueron al yajña diciendo: "¡Oh, brahmanes piadosos! Por favor, pedimos que nos den alimentos. En este yajña, se pueden dar alimentos”. Los brahmanes oyeron esa petición de los muchachos, pero no les contestaron. Los pastorcillos volvieron a formular la misma peticion, pero, absortos en su yajña, los brahmanes no les hicieron caso.

Por fin, los pastorcillos volvieron con Krishna y Baladeva, y Les dijeron: "Los brahmanes no nos darán ningún alimento en limosna. Les dijimos que en este yajña se solía dar en caridad a las personas necesitadas, y que estábamos muy hambrientos, pero no nos prestan ninguna atención".

Krishna les dijo a sus amigos: "¿Por qué esa tristeza? Si un mendigo va a pedir y unas personas no le dan, otras personas en otros lugares le darán. Ahora pueden ir todos al yajña-patni, donde las esposas de los brahmanes están cumpliendo el sacrificio y entonan: "Svaha, svaha" (al pronunciar el mantra svaha, se arrojan granos en el fuego de sacrificio donde, ademas, se ofrecen frutos y alimentos). Estas mujeres nos tienen en gran estima a Baladeva Prabhu y a Mí. Vayan a ellas y díganles lo que Nos está ocurriendo. Ellas seguramente les darán alimentos.

Los pastorcillos regresaron a la aldea del yajña-patni y les dijeron: "Krishna y Baladeva Prabhu han venido aquí cerca, y tienen hambre”. En el yajña-patni eran ofrecidas  grandes vasijas llenos de alimentos que ya habían preparado, y las trajo hasta Krishna.

Cuando llegaron al jardín adornado de árboles asokas donde Krishna se paseaba en compañía de sus amigos pastorcillos, ellas Le dijeron a Krishna: "Hemos dejado a nuestros esposos y venimos ante Tí. Haz el favor de aceptar nuestras ofrendas. Estaremos satisfechas sólo si nos aceptas como las sirvientas de Tus siervas".

Krishna es un gopa. Cuando muchas gopis llegaron junto a Krishna en el momento del rasa-lila, Krishna les dijo: "Vuelvan con sus maridos”. Entonces hubo un gran debate, y, finalmente, Krishna tuvo que bailar con ellas. ¿Durante cuánto tiempo tuvo lugar ese baile?    [Ver Nota *] Bailó una noche entera de Brahma y, entonces, Se satisfizo. Con las brahmanis, sin embargo, pensó: "Son brahmanis. ¿Cómo puedo aceptarlo? "

Krishna les dijo a las Yajña-patnis: "Por favor, regresen con sus maridos. Ellos se arrepentirán de no haber dado limosnas, y las alabarán por eso”. Krishna tomó entonces todos las vasijas llenas de variedades de alimentos, y las yajña-patnis regresaron a sus hogares. Sus esposos habían oído lo que pasó y se arrepintieron ante Krishna y Baladeva de sus ofensas. Comenzaron a condenarse a sí mismos de este modo: "Al diablo nuestro yajña, nuestro Svaha, svaha. ¿De qué sirve todo esto?” Nuestras mujeres no pueden leer los Vedas ni llevan el cordon sagrado, sin embargo, sus vidas tienen éxito. Nosotros gritamos svaha, svaha, pero svaha no puede llevarnos a Goloka Vrindavana".

¿Por qué Krishna aceptó a las gopis y no los yajña patnis de las brahmanis? ¿Es por el hecho de que eran brahmanis? Un gopa, un miembro vaisya, de la dinastía de los pastores, tiene en gran consideracion a los brahmanes.

Antes de irse Krishna les dijo: "Todo lo que ustedes desean se cumplirá”. Puede que se convierten en gopis en su próximo nacimiento, y luego Krishna los acepte en Su asociacion para siempre. [Este pasatiempo se encuentra en el Srimad- Bhagavatam].

Gaura Premanande !



[*Nota - Krishna estaba pensando: "Las manos de nuestro antepasado, la Luna, se han manchado con pólvora del kumkum. Esas manos, sus rayos, están decorando el rostro de su amada Purva-disa sin ninguna dificultad, y ella acepta con timidez la ornamentación de color rojizo. ¿Por qué no hago lo mismo?" En otras palabras, los rayos rojizos de la Luna irradiaban todo el bosque, los árboles, los ríos y todo lo demás de color rojo.



En esa atmósfera ambrosíaca, los pensamientos de las gopis llegaron a la mente de Krishna, y El se acordó de Su promesa de complacer sus deseos. Krishna pensó: "Al difundir el tono rojizo de sus suaves rayos y al brillar con el resplandor del bermellón recién aplicado, Chandra (la Luna) Me ha hecho recordar mi promesa y ha puesto en mi corazón la inspiración para cumplirla. El momento ha llegado para Mi de hacerlo".



Entonces, en esa noche de Luna llena otoñal, Él tocó una hermosa melodía en la flauta y las gopis se acercaron corriendo a Él. Pero cuando llegaron, les dijo que regresaran a Vraja. "Una mujer debe servir a su marido, independientemente de sus cualidades, dijo Él. Su esposo puede ser deficiente o plagado de enfermedades, pero ella debe servirle en toda circunstancia”.



Al principio, las gopis no dijeron nada, pero en sus adentros se preguntaban: "¿Está hablando en serio o está bromeando con nosotras?" Ellas lo observaron de cerca como él trataba de ocultar hábilmente su verdadera intención. Parecía que estaba expresándose sinceramente y de una manera directa; pero, de hecho, no era así.



Por último, las gopis Le dijeron: "Tú eres nuestro guru y, como tal, nos estás dando buenas instrucciones. Sabemos que, incluso en la presencia de Dios, una persona debe servir a su Gurudeva primero, por lo que primero vamos a servirte, antes de volver a servir a nuestros maridos".



En el Bhagavad-gita, Krishna dice :



ye yathā māṁ prapadyante

tāṁs tathaiva bhajāmy aham

mama vartmānuvartante

manuṣyāḥ pārtha sarvaśaḥ

Bhagavad -gita (4.11)



En la medida en que todos ellos se entregan a Mí, Yo los recompenso. Todo el mundo sigue Mi sendero en todos los aspectos, ¡oh, hijo de Pṛthā!



Sri Krishna estaba instruyendo a las gopis y les decía: "Yo soy Dios, por lo tanto deben obedecerme".



Las gopis Le dijeron: "Estamos de acuerdo en que si Tú eres Dios debemos obedecerte, pero nuestro primer deber es servir a nuestro Gurudeva. Cuando hayamos ejecutado esa orden, obedeceremos Tus instrucciones de servir a nuestros maridos.



Nuestra segunda consideración es la siguiente. Sabemos que Dios es nuestro padre, Dios es nuestro verdadero marido, y Dios lo es todo. Así que si Tú eres Dios, entonces es tanto nuestro esposo y nuestro guru. En todos los sentidos, si no acepta nuestro servicio, Tú serás culpable de actuar en contra de los principios religiosos. Nos está dando instrucciones sobre tales principios, pero debes practicar eso Tú mismo”.



Por fin, comenzó el rasa; Krishna bailó con Srimati Radhika en el centro del círculo de las gopis, y al mismo tiempo bailó con cada una de las gopis que formaban el círculo. No es que Él se expandiera en tantas manifestaciones como gopis había, porque en Vrindavana, todos Sus pasatiempos son libres del sentimiento de opulencia (aisvarya); sino que bailó haciendo piruetas con tanta rapidez, en el círculo, que parecía que estuviera al mismo tiempo bailando con todas y cada una de las gopis. Si se hubiera auto expandido en muchas manifestaciones, este pasatiempo habría sido aisvarya-lila. En lugar de ello, Él estaba ocupado en pasatiempos parecidos a los humanos (nara-lila).



(Gopi-gita, Introducción).






Traduccion al español: Gopal das
Edición para www.hari-katha.tk: Hari-rasa das



Contáctanos!:

Contáctanos!: